Bondades del Jamón Ibérico: un Superalimento

¿A quién no le gusta el jamón ibérico? Es sin duda una de las delicias made in Spain, pero lo cierto es que también es un ‘superalimento’… Sí y cada vez más. Gracias a los diferentes estudios que se han hecho se ha descubierto que este producto tan español está lleno de beneficios para nuestra salud.

Y es que eso de ¡No voy a tomar jamón hoy porque… engorda, por el colesterol” está ya muy pasado de moda o al menos así lo afirman dos estudios llevados a cabo por el Hospital Ramón y Cajal que afirma que ni engorda, ni eleva los triglicéridos ni es malo para personas con hipertensión.

Científicamente probado

Además y gracias a este estudio es la primera vez que se descubre que el jamón ibérico mejora el endotelio, el encargado de regular la presión sanguínea y la coagulación, fuente de hormonas además de formar parte del sistema inmunitario. Si el endotelio aumenta, las posibilidades  de padecer un infarto son realmente altas.

Se realizaron pruebas a 50 participantes sanos, no fumadores, sin sobrepeso y sin factor de riesgo cardiovascular, con edades comprendidas entre los 25 y los 55 años que consumieron dos tipos de jamones de gran calidad: ibérico de cebo e ibérico de bellota. La conclusión fue que los  voluntarios  tuvieron una mejora endotelial gracias a la gran cantidad de polifenoles, potentes antioxidantes y antiinflamatorios. Además y para asegurarse que el beneficio procedía únicamente de estas deliciosas carnes ibéricas se redujo el consumo de otros alimentos con propiedades similares en el grupo de participantes: el chocolate, el aceite de oliva, los frutos rojos y el té verde. El estudio certificó un mejor resultado para los voluntarios que comieron el jamón iberico de bellota, si bien cualquiera de los dos ofreció mejoras en las funciones del endotelio; contra las creencias antiguas que tendían a demonizar este alimento. Todo lo contrario, el consumo de este alimento mejora la salud.

Otro estudio llevado a cabo por el Centro Andaluz del Sector cárnico (Teica), afirma que no tiene ningún peligro para las embarazadas ya que el largo proceso de curación al que está osmetido elimina la toxoplasmosis.

Podríamos concluir con la afirmación de Emilio Martínez de Victoria, catedrático del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos de la Universidad de Granada: “la grasa de animales rumiantes (como la vaca) es mucho más rica en ácidos grasos saturados que la de los cerdos en general”.

Jamones-Aljomar-AECOC_HORECA_2016 (1)

Y es que el jamón ibérico tiene un sinfín de propiedades beneficiosas para nuestra salud: rico en vitamina B12 o cobalamina, que mantiene la mielina en los nervios, favorece la regeneración de los músculos y el tejido óseo, evita la anemia, mejora la memoria y ayuda a la formación de los glóbulos rojos entre otras bondades; vitamina B1 o tiamina, buena para ayudar al estrés y la depresión y para combatir estados de convalecencia; además es rico en proteínas y en sodio,

Desde Jamones Aljomar te animamos a que siempre consumas el mejor jamón ibérico de bellota. Y entre ellos el jamón ibérico de Guijuelo.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *