Conoce los mejores trucos para conservar el embutido ibérico

¿Tienes un jamón entero en casa o tienes pensando hacerte con uno, pero tienes dudas de como conservarlo? Sigue leyendo, aquí te contamos cuales son los mejores trucos para mantener los jamones Aljomar en óptimas condiciones desde que se empieza hasta que solo quede hueso.

Consejos de conservación del jamón ibérico

En primer lugar, si el jamón ibérico está envasado al vacío o envuelto en cualquier tipo de material que obstruya el paso de aire, hay que desenvolverlo para que la pieza pueda estar en contacto con el aire y que respire. De esta manera, se evitará que se generen humedades y mohos innecesarios. O sea, primer paso, tener la pieza al aire.

Visita Aljomar

A continuación, hay que elegir la localización más indicada para conseguir un mantenimiento adecuado, que es especialmente importante en el caso de los productos ibéricos como los jamones Aljomar, ya que influye en su conservación.

Es fundamental que tanto el jamón como el embutido ibérico se conserve en lugar fresco y seco, alejado de la luz directa. También es muy importante que las carnes ibéricas no estén en lugares donde se puedan dar cambios bruscos de temperatura, por eso se desaconseja su conservación en cocinas. Por el contrario, los sitios con mejores condiciones para albergar un jamón ibérico son las bodegas y los trasteros.

En cuanto a la forma en la que se tienen que conservar, no hay dudas, lo más apropiado es que esté colgado enteramente de una argolla o de una cuerda para que llegue el aire de la manera más homogénea posible a todos los rincones de la pieza.

Por otra parte, si tu intención es estar sin consumir esta pieza de jamón ibérico durante un periodo de tiempo considerable, lo mejor es que cada dos semanas repases la pieza con un trapo untado de aceite, extendiéndolo delicadamente por toda la pata. Deberás prestar especial atención a lo que es la parte interna de la pieza, porque es la zona más sensible y que corre mayor riesgo de secarse. De este modo, pasándole el aceite, evitarás que la pieza se acartone o reseque en exceso. Otra de las formas mas conocidas y utilizada tradicionalmente para su optima conservación, consiste en tapar el jamón una vez abierto con algunas lonchas del tocino lateral, el único inconveniente que tendría esta última solución es, que o hemos guardado previamente lonchas grandes de tocino o será difícil obtenerlas una vez abierto el jamón.

Pero es que, además de bueno a nivel gustativo, es bueno a nivel nutricional, puesto que permite llevar una dieta equilibrada, no engorda, no aumenta los triglicéridos y no propicia la hipertensión. Asimismo, tiene un alto contenido en vitaminas B1, que contribuye a reducir el estrés y la depresión.

Ahora que ya sabes cómo conservar en perfectas condiciones los jamones Aljomar solo queda que los disfrutes y te beneficies de todas sus propiedades nutritivas. Y es que el jamón ibérico es el rey y embajador de la gastronomía española. Su sabor es sublime y su sencillez abrumadora.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *